Quand je dance, je dance

Quand je dance, je dance; quand je dors, je dors; voire, et quand je me promeine solitairement en un beau vergier, si mes pensees se sont entretenues des occurrences estrangieres quelque partie du temps, quelque autre partie, je les rameine à la promenade, au vergier, à la douceur de cette solitude, et à moy. Nature a maternellement observé cela, que les actions qu’elle nous a enjoinctes pour nostre besoing, nous fussent aussi voluptueuses, et nous y convie non seulement par la raison, mais aussi par l’appetit : c’est injustice de corrompre ses regles.

Cuando bailo, bailo; cuando duermo, duermo; incluso, cuando paseo solitariamente en un hermoso vergel, si mis pensamientos se han entretenido con asuntos extraños en alguna parte del tiempo, en otra parte, los reconduzco al paseo, al vergel, a la dulzura de esta soledad y a mí misma. La naturaleza ha observado maternamente esto, que las acciones que nos ha encomendado para nuestras necesidades sean también voluptuosas, y nos invita no solo por la razón, sino también por el apetito: es injusto corromper sus reglas.

Michel de Montaigne

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *